La tecnología del pipe jacking.

La tecnología sin zanja. El hincado de tubos

 
El uso de máquinas de tamaño reducido para la instalación de servicios en túneles de diámetro limitado, está al alza desde hace algunas décadas. Se ha llamado a este conjunto de técnicas 'tecnologías sin zanja', ya que permiten eliminar las molestísimas zanjas en las ciudades.
 
¿Cómo han cambiado en los últimos años? De muchas maneras, ya que se emplean otros lubricantes y técnicas más ajustadas. El cambio más apreciable es la generalización de tuneladoras de tamaño muy reducido, o microtuneladoras, que, empleando tecnología desarrollada para tuneladoras 'convencionales' (con diámetros de entre 7 y 16 m), se ha implementado para poder perforar todo tipos de terrenos.
 
Pero al igual que en tuneladoras de mayor diámetro, en estos últimos diez años, con el gran número de hincas realizadas en todo el mundo, la tecnología de los escudos para hincas ha sufrido un gran avance, sobre todo decantando a favor de las máquinas tipo hidroescudos. Algunas empresas lo asemejan al escudo universal, pero debido a esta tendencia, se han ejecutado gran cantidad de obras en las que han ocurrido numerosos y diversos problemas de diferente índole, además de verse encarecidas por no optar por otro tipo de máquina.
 
Un microtúnel es un túnel de pequeño diámetro, menor a tres o tres metros y medio sin restricciones en la longitud, con posibilidad o no de acceso, perforados con medios mecanizados o semimecanizados, con guiado y seguimiento teledirigido desde superficie.
 
Este método constructivo consigue la instalación simultánea con la propia perforación de una estructura lineal y continua, a base de tubos conectados con una mínima afección al terreno.
 
Los diámetros de los tubos instalados son muy variables, comprendidos habitualmente entre 150 y 3.000 mm, y de longitud limitada a 3.000 mm, dependiendo de la propia finalidad de la línea de instalación y del método de construcción elegido.
 
Las aplicaciones más comunes son el abastecimiento de agua y saneamiento, emisarios submarinos, drenaje y evacuación y para conducciones de todo tipo de servicios.
 
Las ventajas de la tecnología sin zanja respecto a la construcción en zanja son diversas:
 
- Mínima o inexistente perturbación tanto del tráfico como para peatones
- Mínima o nula interrupción o afección de servicios y estructuras cercanas
- Mayor seguridad laboral
- Capacidad para trabajar bajo nivel freático

 

Menor impacto ambiental por el menor volumen de desescombro, contaminación atmosférica y afección a acuíferos superficiales.
 
Tomado de: www.interempresas.net/


Otras noticias

Avenida. Carrera 19 No. 95-55 Piso 9 Edificio Platino Tel. (057-1) 638 9900
Bogotá, Colombia - Política de protección de datos