Construcción amigable, ahorro significativo

Ante la fiebre por el ladrillo desmedida que hemos experimentado a nivel mundial en los últimos años, han surgido alternativas que avanzan en el sentido de la construcción de viviendas respetuosas con el medio ambiente.

Para llevar a cabo la construcción de las casas en la actualidad se hace uso de una cantidad obscena de recursos y energía, que además generan un ambiente nocivo tanto para nosotros como para el medio natural. Por ejemplo, las pinturas utilizadas en la construcción de casas contienen sustancias tóxicas y venenosas, y toda la actividad que implica el procesamiento de cemento es amenazante para la naturaleza.

Por suerte, existe una alternativa a esta forma clásica y poco sostenible de construir viviendas: la bioconstrucción. Esta se ha convertido en una clara alternativa a la fiebre por la construcción que ha vivido la sociedad últimamente.

Hoy en día es posible, por el mismo dinero que se gasta en una vivienda normal, en algunos casos incluso menos, contar con una vivienda 100% respetuosa con el medio ambiente y que además le ayude a ahorrar en el futuro, por lo que es un doble ahorro.

¿Qué es la bioconstrucción?

Antes de nada, debemos de saber qué es exactamente bioconstrucción ya que, como hemos dicho, el término puede resultar un tanto extraño, pues en las últimas décadas ha tenido mucho más éxito y repercusión la opción “contaminante”, por desgracia.

En la biocontrucción se trata de conseguir una vivienda que sea sostenible y saludable con el medio ambiente sin necesidad de poner a trabajar maquinaria pesada, es decir, de manera artesanal o bien disminuir de manera muy significativa el uso de estas maquinarias.

Al utilizar materiales ecológicos como el agua, la madera, la tierra  y la piedra, creará un hábitat respetuoso con el medio natural y reducirás a mínimos tus emisiones de CO2 a la atmósfera. 

 Como se comentó en un principio, la sociedad ha entrado en un bucle de construcción desmedido donde parece que nadie se detiene a pensar en el coste ecológico. La bio-construcción es una forma de adaptar nuestra vida para que todo funcione a nuestro alrededor de una forma más sostenible, gracias a una vivienda que no perjudica al medio ambiente.

Si queremos dejar a nuestros hijos y las demás generaciones futuras un mundo en el que se pueda vivir, tenemos que empezar por cambiar algunas cosas. Si estos cambios pueden, además de beneficiar a la naturaleza, suponer un beneficio para nuestro propio organismo, y para nuestro bolsillo, mucho mejor.

(con información de yaencontre.com)


Otras noticias

Avenida. Carrera 19 No. 95-55 Piso 9 Edificio Platino Tel. (057-1) 638 9900
Bogotá, Colombia - Política de protección de datos